Reafirma Cuba en la UNESCO su compromiso con la salvaguardia del patrimonio cultural

Durante la VI Asamblea General de Estados Partes de esa Convención, Gladys Collazo, presidenta del Consejo Nacional de Patrimonio Cultural de la Isla, compartió sus reflexiones sobre la labor del país en este ámbito.

Acerca de la elección durante el encuentro de la nación caribeña como miembro del Comité, opinó que “evidencia el prestigio alcanzado por Cuba ante dicho organismo internacional, pero sobre todo, constituye un compromiso para continuar el trabajo relacionado con el patrimonio cultural inmaterial de nuestro país”.

Es además un nuevo reto que impulsará los esfuerzos y políticas trazadas hasta el momento para la salvaguardia de las diferentes manifestaciones de la cultura popular tradicional, enfatizó Collazo.

Al referirse a las acciones que realiza la Comisión para la Salvaguarda del Patrimonio Cultural Inmaterial en la Mayor de las Antillas, expresó que seguirán trabajando en el inventario e inscripción de fiestas populares, costumbres y tradiciones locales.

Explicó que ello constituye el primer eslabón para su protección y salvaguardia y el punto de partida para su declaratoria como Patrimonio Cultural de la Nación, condición que hasta el momento ostentan el Son, la Rumba, el Repentismo, las Lecturas de Tabaquería, las Parrandas de la región central y recientemente los Saberes de los Maestros Roneros.

Por su parte, la embajadora de Cuba ante la Unesco, Dulce Buergo, comentó la importancia que conceden desde la delegación permanente en París a apoyar estos esfuerzos nacionales, así como a facilitar la divulgación y un mayor conocimiento de estas tradiciones, costumbres y fiestas populares, “indisolublemente ligadas a nuestra cultura e identidad”.

Cuba inicia con esta elección un periodo de cuatro años, 2016-2020 en el Comité, marco en el que reafirmará con su labor constante y voluntad política, el compromiso con la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial, subrayaron fuentes diplomáticas.

Asimismo, espera lograr la inclusión de nuevos elementos en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural de la Humanidad, para lo cual continuará trabajando en la elaboración de expedientes.

Fuente: 
Periódico Granma

Añadir nuevo comentario